• back
  • 9.2.6-OPERACIONES DE COBERTURA-LA NECESARIA DISCIPLINA

  • header SP
  • La necesaria disciplina

     
     

    Una venta PTBF no significa que el vendedor ha tomado una decisión sobre el precio: esto sólo sucederá cuando lo haya fijado. Pero muchos vendedores no pueden decidirse a fijar el precio a un nivel poco atractivo y cuando los mercados bajan algunos incluso las postergan de una posición de futuros a la siguiente, prefiriendo pagar el costo, que generalmente es la diferencia de precio entre las dos posiciones más el costo incurrido por el comprador. En otras palabras, una venta PTBF es como estar en un ascensor sin saber si sube o baja, siendo "fijar" el botón de la planta baja. Si uno no presiona el botón puede acabar en un lugar inesperado.

    Para evitar caer en la "trampa de la fijación" (la indecisión) hay que establecer topes internos para asegurarse de que la fijación se realize automáticamente cuando ha transcurrido un cierto tiempo o cuando se alcanza un determinado precio, ya sea alto o bajo. Pueden darse órdenes sobre la base GTC ("good till cancelled": buena hasta cancelada). Pero como se explicó anteriormente, en una situación de mercado muy inestable y de cambios rápidos, el fenómeno del "intervalo entre operaciones" puede dificultar o incluso imposibilitar la ejecución a su debido tiempo de estas órdenes GTC.

    El productor o exportador que tiene el café y una venta PTBF (es decir que tiene el diferencial pero no el precio de base) debe entender que si bien ha eliminado el riesgo del diferencial, la decisión de no fijar lo deja totalmente expuesto al riesgo de mercado o riesgo del precio. Esto no es muy diferente de la pura y simple especulación.

    Cuando no son posibles las ventas a precio fijo, una alternativa simple es vender PTBF y fijar inmediatamente, con lo que se fija a la vez el precio de futuros y el diferencial, que juntos constituyen el precio final de venta. Dilemas tales como: "¿hemos fijado demasiado pronto?" o "¿qué pasará si el mercado sube?", se pueden resolver comprando también una opción de compra, aceptando que el precio de esta operación se deducirá del precio de venta de la mercancía física.