• back
  • 9.1.1-OPERACIONES DE COBERTURA-EL PRINCIPIO, RIESGOS, PROTECCION

  • header SP
  • El principio, riesgos, proteccion

     
     

    La operación de cobertura (en inglés: hedging) es una operación comercial que permite transformar un riesgo menos aceptable en uno más aceptable mediante una transacción compensatoria con un producto similar, bajo casi las mismas condiciones que las de la transacción original que creó el riesgo.

    Las compras o ventas en el mercado de futuros, equivalentes y opuestas a las compras o ventas del producto físico, se realizan con la esperanza de que cualquier pérdida en la transacción física quedará compensada en gran parte o totalmente por una ganancia en la operación compensatoria en el mercado de futuros. Dicho en otras palabras, el objetivo primario de los mercados de futuros es ofrecer un mecanismo eficiente y eficaz de administrar el riesgo del precio. Las personas y las empresas procuran protegerse contra cambios adversos de los precios, y lo hacen comprando o vendiendo contratos de futuros. Esta práctica se llama operación de cobertura.

    La operación de cobertura es útil en todos los niveles de la cadena de comercialización: a quienes están expuestos al riesgo de precios a la baja (vendedores), de precios al alza (compradores) o a ambos (compradores/vendedores).

    El principio de una operación de cobertura es bastante básico, pero es válida una premisa esencial: la operación de cobertura se basa en la idea de que los precios del producto físico y los contratos de futuros generalmente se desplazan manteniendo un estrecho paralelismo. Sin embargo, hay que tener presente desde el inicio que una parte del riesgo (el riesgo del diferencial) no puede ser cubierta en el mercado de futuros.

    El exportador o comerciante de café, en su rol de comprador y vendedor, enfrenta con dos posibles riesgos de pérdidas: uno antes de comprar café físico y el otro después de una compra de café físico.

    Los riesgos 

    Antes de la compra de café físico (verde) - riesgo de precios altos.  Si el exportador o comerciante tiene el compromiso de suministrar café físico en una fecha futura y no dispone de existencias de café, es decir si está "corto" (en inglés "short") en café físico, entonces será sensible a la evolución del precio de compra.

    Después de la compra de café físico - riesgo de una bajada del precio. El exportador o comerciante, que ahora está "largo" (en inglés "long" = en posición larga) porque tiene café físico no vendido, será sensible a la evolución del precio de venta.

    La protección

    Largo en café  = corto en futuros. Alguien que está "largo" en café físico iniciará una transacción compensatoria vendiendo contratos de futuros (poniéndose en posiciones "cortas" de futuros) en proporción a los contratos físicos que están en riesgo.

    Corto en café =  largo en futuros. A la inversa, esta persona procurará reducir al mínimo su riesgo cuando esté "corto" en café físico comprando contratos de futuros (poniéndose en posiciones "largas" de futuros) a fin de mantener sus cuentas o su posición en equilibrio.

    Las transacciones compensatorias se liquidan al mismo tiempo que se cierran los tratos físicos, es decir cuando el comerciante vende el café físico que ha comprado anteriormente, compra al mismo tiempo los contratos de futuros necesarios para compensar su venta original de futuros. Por otra parte, cuando el comerciante compra el café físico que antes había vendido corto, vende simultáneamente los contratos de futuros que compró para compensar su posición corta en producto físico.

    Los participantes en otros sectores de la industria cafetera, como los productores, están interesados principalmente en la otra cara del mercado. Es evidente que los productores son muy vulnerables a la bajada de los precios en efectivo y por lo tanto les interesa proteger un determinado precio de venta.