• back
  • 9.1.2-OPERACIONES DE COBERTURA-FUNCION BASICA DE LA OPERACION DE COBERTURA

  • header SP
  • Funcion basica de la operacion de cobertura

     
     

    La función más importante desempeñada por los primeros mercados de futuros fue la cobertura de las existencias no vendidas. Durante la temporada de máxima actividad comercial, los operadores solían comprar suministros suficientes para satisfacer tanto las órdenes que tenían pendientes como las demandas futuras hasta que dispusieran de nuevos suministros. Los que tenían en reserva grandes existencias de una cosecha no vendida podían sufrir fuertes pérdidas en el caso de una caída de precios.

    De modo análogo, los que hubiesen optado por economizar en gastos de almacenamiento y hubiesen realizado ventas para posiciones avanzadas basadas en los precios vigentes del mercado físico, confiando en comprar existencias en una fecha posterior, sufrirían pérdidas si los precios subieran fuertemente. La operación de cobertura se centra, por consiguiente, en transferir el riesgo de los cambios drásticos en los precios a otros grupos en el mercado.

    La operación de cobertura se califica a veces como una forma de seguro, pero esto no es totalmente correcto. Comprar o vender contratos de futuros supone comprar o vender a un precio específico, comprometiéndose así a un precio específico. En cambio, el precio de ejercicio de una opción se utiliza para establecer un precio mínimo o máximo que ofrece un cierto nivel de protección del precio o seguro. Como en el caso del seguro, la prima pagada por la opción determina el nivel de protección comprado. Véase también 09.03, Opciones.

    La opinión tradicional de considerar la operación de cobertura como una transferencia del riesgo ha evolucionado para convertirse en un concepto más dinámico de la administración del riesgo. En este aspecto, la operación de cobertura está considerada como un instrumento para las decisiones de compra y de venta. El principio básico de la operación de cobertura es comprar o vender un contrato de futuros equivalente y opuesto al compromiso de la transacción física contraído fuera de la bolsa. Cualquier pérdida en el mercado de mercancías físicas que se produjera a consecuencia de un movimiento adverso de los precios, quedaría compensada por una ganancia en las transacciones bursátiles.

    Pérdida en el mercado al contado = ganancia en el mercado de  futuros  
    Ganancia en el mercado al contado = pérdida en el mercado de futuros

    Para poder utilizar con eficacia los mercados de futuros en una operación de cobertura es importante comprender lo que se puede y lo que no se puede hacer.

    • Los mercados de futuros por sí mismos no crean inestabilidad o riesgo de precio para los usuarios de la industria. La base de la inestabilidad y el riesgo está en el mercado al contado.
    • Los mercados de futuros no pueden eliminar la inestabilidad o el riesgo del precio. No son un instrumento mágico que resuelve todos los problemas de los  administradores.
    • Los mercados de futuros y opciones pueden ayudar a los administradores del riesgo a transferir el riesgo de precio al inmovilizar los precios.
    • Los futuros y las opciones son instrumentos de administración del riesgo.

    Las motivaciones principales para llevar a cabo una operación de cobertura se derivan de la necesidad de reducir o eliminar el riesgo de los precios inestables resultante de mantener una posición larga en mercancías físicas (manteniendo existencias no vendidas de café físico), o una posición corta en productos físicos (por la venta de posiciones avanzadas en el mercado físico sin poseer todavía el café físico). Aunque los operadores tengan escasez o excedente de la mercancía física que necesitan, a la larga pueden estar cuadrados, es decir, pueden haber efectuado una transacción compensatoria de manera que si todo el mercado sube o baja, la ventaja o desventaja queda neutralizada. La transacción compensatoria, u operación de cobertura, podría ser otra transacción en mercancías físicas o una transacción de futuros. Dicho en otras palabras, sea cual fuere la transacción física que se puede estar planeando o que se tiene el compromiso de realizar, puede contrarrestarse con un movimiento igual y opuesto en el mercado de futuros.
     
    La operación de cobertura puede también proceder de un contrato para entrega futura del producto fisico a un precio ya fijo, o de un plan de cobertura que combine producto físico y futuros. La idea es proteger un margen de beneficio o, por lo menos (en el caso de un productor), cubrir todo el costo de producción o parte de él.

    Un negociante con una posición larga (es decir, uno que probablemente posea existencias de un producto básico, como puede ser el caso de un productor o un procesador de café), entra en el mercado de futuros para transferir a otros el riesgo de las oscilaciones de los precios en las mercancías físicas. En este sentido, ha adquirido un seguro sobre el precio porque al fijarlo en un precio de futuros se ha asegurado contra el descenso de los precios. A la inversa, habrá perdido la oportunidad de obtener una ganancia si los precios suben en lugar de bajar.

    Los negociantes que no realizan operaciones de cobertura, pueden disfrutar de un beneficio adicional si los precios suben, pero quedan sin protección si los precios descienden. Muchos operadores financian sus operaciones con considerables facilidades de crédito a corto plazo, y es muy común que los bancos insistan en que compensen sus riesgos comerciales mediante las operaciones de cobertura, limitando así las consecuencias de las alteraciones inesperadas del mercado.

    La situación del productor difiere de la de los otros negociantes que participan en el mercado del café porque el precio de compra para el productor es en realidad su costo de producción. Este costo no guarda necesariamente relación alguna con los precios vigentes en los mercados de mercancías físicas o de futuros. Por lo tanto, los productores podrán cubrirse contra el riesgo de precios más bajos en meses futuros, pero no podrán compensar sus gastos si los precios que rigen en el mercado no cubren sus costos de producción.

    Los operadores, cuyas ganancias no están delimitadas por los costos de producción, tendrán siempre una oportunidad de compensar su precio de compra de mercancías físicas con una venta protectora, y viceversa, independientemente de los precios del mercado. Un comerciante en café físico hace una operación de cobertura para proteger un margen de beneficio en lugar de un precio absoluto. El comerciante sólo necesita conseguir una diferencia positiva entre su precio de compra y el de venta.