• back
  • 9.1.3-OPERACIONES DE COBERTURA-RIESGO DEL DIFERENCIAL

  • header SP
  • Riesgo del diferencial

     
     

    Cuando no hay correlación entre el movimiento de los precios de futuros y del precio al contado, es decir cuando se mueven en direcciones opuestas o uno aumenta o disminuye más que el otro, la operación de cobertura actúa sólo para reducir el riesgo, más que para eliminarlo por completo, y en consecuencia los comerciantes y exportadores pueden estar expuestos al riesgo del diferencial.

    Si los precios en los mercados de mercancías físicas y de futuros no se han movido paralelamente, el negociante tendrá una ganancia o pérdida residual de capital, que dependerá de la forma en que los precios se hayan difundido o de la manera en que la base se haya modificado. Por ejemplo, el café Lavado de Primera (Prime Washed) de Guatemala para embarque en abril podría cotizarse a tres centavos (el diferencial) por encima del precio futuro Mayo de Nueva York, en cuyo caso la base se expresaría como "tres sobre" dicho futuro,

    Aunque no se produzca ningún cambio en el mercado en si, el comerciante que compra a "tres sobre" podría encontrarse con que sólo puede obtener uno por encima Mayo cuando vende la mercancía física debido por ejemplo a que la presion de los vendedores del café de ese origen es mayor. Su base ha variado y pierde dos centavos por libra; éste es el riesgo del diferencial que no se puede compensar. Su riesgo con respecto al  precio es de que el mercado en general desciende, y este riesgo puede ser compensado o cubierto. Aunque la operación de cobertura no está exenta de riesgos, reduce al mínimo las pérdidas que podrían haberse derivado de las bruscas fluctuaciones del mercado si no se hubiera empleado ninguna cobertura.

    Por cierto que el diferencial también puede desplazarse en la otra dirección, lo que significa que los "tres sobre" podrían convertirse en cuatro sobre, y sumar asi otro centavo a la ganancia. En ambos casos, el riesgo del diferencial o de base deben considerarse siempre separadamente de la preocupación primaria de administrar el riesgo: el riesgo de precio.