• back
  • 11.6.3-CALIDAD DEL CAFÉ-GRANOS BLANDOS, QUEBRADOS E IRREGULARES

  • header SP
  • Granos blandos, quebrados e irregulares

     
     
    Los granos blandos a menudo van con los pálidos pero en el tostado también pueden presentar un aspecto general de blandura o falta cuerpo. En tal caso, los granos están generalmente abiertos y la hendidura central no está bien definida y pueden tener un color marrón. Algunas variedades tienen la tendencia a dar tuestes sin cuerpo, especialmente cuando han sido cultivados a baja altura. En general, los granos blandos se deben a un secado malo y a un café inmaduro (muy envuelto).

    Los granos descoloridos, jabonosos, moteados, desteñidos y marchitos aparecen generalmente en el tostado como granos blandos, y también como granos pálidos. Una selección cuidadosa de los granos verdes ayuda a eliminarlos, aunque es difícil conseguir un 100 % de precisión.

    Los granos quebrados en un tostado reflejan una separación inadecuada durante el beneficio (por vía húmeda o seca), exceso de secado, equipo mal calibrado, presencia de granos deformes que se rompieron durante la torrefacción se trata pues de problemas relacionados con el proceso, aunque algunas variedades producen proporciones mayores de granos deformados (granos elefante). En algunos casos parece que el agotamiento del cafeto causado por la sequía o la nutrición da muchos granos elefante pequeños (son muy preocupantes para el productor porque suelen romperse durante el procesamiento y el tostado).

    Los tostados desiguales también indican que se han mezclado cafés no compatibles. Por ejemplo el café afectado por la sequía se ha mezclado con buen café, o variedades incompatibles se han mezclado, como granos mayores y aplanados con granos menores, redondeados o en forma de barca.