• back
  • 11.9.4-CALIDAD DEL CAFÉ-INSPECCIONE Y CLASSIFICACION

  • header SP
  • Inspeccione y classificacion

     
     

    Cada país productor de café tiene su propio sistema de presentación para la exportación.  Véa tambien 12.11,

    Sea cual fuere la forma que se adopte, es esencial asegurarse de que el café ofrecido a la venta no contenga cantidades excesivas de granos defectuosos o materias extrañas, y que sea limpio en la bebida. Algunos orígenes y exportadores sólo evalúan visualmente la calidad de robusta y no catan el café.

    Esta actitud debe ser  desalentada: el café está destinado al consumo humano y su sabor tiene suprema importancia. El tostador prepara una infusión del café antes de usarlo, y por lo tanto el expedidor también debería hacerlo antes de despacharlo.

    Basados en la calidad visual los granos de robusta podrían clasificarse en tres grados: superior a la calidad mediana regular (FAQ, fair average quality), FAQ (mediana) e inferior a FAQ.

    Los cafés de calidad superior a la mediana tienen un buen color (gris con un toque azulado cuando no están lavados y marrón dorado si están lavados), poseen un tamaño y forma uniformes y responden a las especificaciones prescritas sobre su clasificación, emiten un olor normal (de cereal si están lavados y de fruta cuando no lavados) y apenas deberían contener ningún defecto. Los granos están libres de materia extraña, mohos o toxinas, y deben presentar un grado de humedad definitivamente inferior al 12.5 %.

    Los cafés de calidad mediana no están descolorados, son conformes a la descripción de su clasificación, no tienen mohos o crecimientos fungosos y contienen una proporción limitada de defectos que no afectará negativamente la calidad de la bebida.

    Los cafés de calidad inferior a la mediana pueden ser de calidades variables, desde granos con un alto grado de humedad y que son defectuosos por quebrados, negros, marrones o por tener materia extraña; hasta granos muy malos, descoloridos y mohosos. Recuérdese que los cafés con más del 12.5 % de humedad no deberían nunca embarcarse, y que muchos destinatarios estipulan sus propios límites del grado de humedad permisible, tanto en el momento del embarque como a su llegada.

    Basados en la calidad de la infusión, los granos de robusta pueden clasificarse del modo siguiente:

    Finos y especiales, cuando la calidad de la infusión es suave, lisa y untuosa, con un buen cuerpo, ligerísimo amargor, y limpia. Esta calidad puede observarse en cafés robusta que se han lavado y procesado con cuidado, en los granos de robusta que se han cultivado a gran altura y bajo sombra y en variedades de plantas que tienen características inherentes de poco contenido de cafeína, suavidad y notas de gusto dulce.

    Buenos, cuando la calidad de la infusión puede clasificarse como cuerpo bueno, neutral, ligero amargor, limpia, con un tono de chocolate.

    Promedios, con una calidad de bebida de buen cuerpo, buena neutralidad, amargor promedio y limpia.

    Inferiores a la mediana, con una infusión que si bien es de buen cuerpo, tiene notas ásperas del fruto de robusta, es amarga aunque limpia, y es insípida sin notas de sabor.

    Malos, una bebida que no es limpia, que tiene notas medicinales, fenólicas o rioy (gusto a río) o notas ásperas intensas de robusta, con o sin cuerpo, amarga y desagradable al gusto.

    Lo que se ha expuesto no es una metodología universal observada por todos los orígenes que producen robusta. Es sólo un medio para explicar los atributos de calidad que podrían encontrarse en una bebida de robusta y la manera posible de clasificar estos atributos. Los distintos compradores tienen sus propios métodos de clasificación y evaluación, pero en general los atributos y las evaluaciones serán comparables con las expuestas aquí.