• back
  • 11.1.4-CALIDAD DEL CAFÉ-LA CALIDAD EN RELACION CON LA COMERCIALIZACION - ELEMENTOS BASICOS

  • header SP
  • La calidad en relacion con la comercializacion - Elementos basicos

     
     

    Los elementos básicos de la calidad en relación con la comercialización son simples.

    El café debe:

    • Ser adecuado para el consumo humano. La legislación de la Unión Europea exige ahora una responsabilidad completa de todos los participantes y eslabones de la cadena alimentaria, los que por lo tanto pueden ser detectados e identificados claramente, desde el productor al consumidor. Véase Asuntos de control de la calidad, en el presente capítulo.
    • Carecer de materias extrañas, plagas vivas y mohos.
    • Conformar plenamente a la descripción del contrato o a la muestra de venta, y ser de calidad uniforme en la totalidad de la remesa.
    • Ser limpio en la bebida, es decir no presentar sabores ofensivos.

    Los primeros dos puntos se refieren a la aceptabilidad general de un café, y el tercero y cuarto se ocupan directamente de la calidad. Sin una descripción aceptada del concepto de calidad, o una muestra del café real, no podría haber ningún comercio de café porque la calidad es un término subjetivo, abierto a muchas interpretaciones según sea la persona que formula el juicio.

    Para los productores y exportadores serios y cometidos el interés principal debe centrarse siempre en la calidad. El precio no debería tener nunca influencia al preparar una remesa de un tipo determinado de café. Una reputación sólida sólo puede ser creada cumpliendo estrictamente con las obligaciones contractuales y suministrando exactamente lo que se vendió. Las reputaciones sólidas atraen a compradores igualmente sólidos con lo que el negocio se repite y esto a su vez eleva el nivel de interacción entre el vendedor y el comprador para pasar del simple concepto de precio al concepto de la calidad y el precio.

    Quizás el peor error que pueda cometer un exportador sea enviar a sabiendas un café que no cumple las especificaciones del contrato. Los tostadores compran café teniendo en mente propósitos específicos y si una remesa no cumple las normas no se lo puede utilizar. En general, tampoco sirve de nada ofrecer una reducción consiguiente de precio (un descuento). El respeto por la calidad y una ejecución impecable del contrato son esenciales, y pueden incluso ser la parte más importante de la estrategia de comercialización con que cuenta el exportador. Los tostadores, grandes y pequeños, tienden a rechazar los cafés que a su llegada no cumplen los requisitos, y esto puede causar grandes problemas. Los tostadores compran cada vez más con sujeción a que se apruebe la calidad a su llegada. Para el exportador, prevenir es siempre mejor que curar.