• back
  • 11.3.2-CALIDAD DEL CAFÉ-VARIEDAD, SUELOS, ALTURA, IRRIGACION, PROCESAMIENTO

  • header SP
  • Variedad, suelos, altura, irrigacion, procesamiento

     
     
    Variedad, suelos y altura
    Un gran número de cafés diferentes se comercian en el mercado. Juntos estos diferentes tipos representan una cantidad casi inmensurable de combinaciones de variedad, suelo y altura. Las mejores combinaciones pueden aspirar obviamente a mejores precios pero los cultivadores, especialmente los pequeños campesinos, no pueden cambiar fácilmente su sede, es decir no pueden cambiar el tipo de suelo o la altura. Sin embargo, los productores comerciales pueden con relativa facilidad cambiar la variedad que cultivan; según sea el ciclo de cosecha, las haciendas comerciales modernas replantan anualmente del 10 % al 15 % del total de sus cafetos.

    Pero la elección de la variedad puede ser difícil. Lo mejor para el productor es estar informado sobre los tipos de cafés disponibles para plantar, y de acertar cual es la mejor variedad para los suelos y la altura de sus haciendas. Para los pequeños agricultores arrancar los cafetos y plantar de nuevo es un ejercicio especialmente costoso que requiere una consideración cuidadosa y asesoramiento realista sobre todas las posibles consecuencias. Esto es igualmente válido para los cafés genéticamente modificados (GM) que puedan aparecer en el futuro. Al momento todavía no hay ningún café GM disponible comercialmente, aunque durante el último decenio se han realizado trabajos en este concepto. Para más información sobre este tema véase, por ejemplo, Coffee futures de CABI Commodities (www.cabi-commodities.org; ISBN 958-332356-X).

    De secano o de regadío
    Los cafetos agotados no pueden producir cerezas dignas y bien formadas. El café resiste la sequía, pero no es una planta a prueba de sequía. Tiene una capacidad de recuperación notable después de temporadas secas, pero como todas las cosas vivas necesita agua. Son muy poco los cafés de zonas pluviales marginales que hayan merecido el rango de los cafés realmente notables. Estos cafés notables tienen aspectos de calidad específicos y propios (relacionados con su variedad) y consiguen primas altas que compensan sus rendimientos muy bajos. El café de secano en zonas pluviales marginales generalmente muestra las mas grandes variaciones de calidad debido a las estaciones.

    Beneficio húmedo o seco
    Los cafés arábica lavados no solamente necesitan lluvia o riego adecuado para crecer sino que también requieren agua para su beneficio vía húmeda. En muchas zonas no es raro ver múltiples estaciones de lavado (o beneficios húmedos) aprovechando de fuentes comunes de agua, pequeños ríos o arroyos.

    Una precipitación menor que la intermedia puede resultar en insuficiencia de agua o de calidad de agua inadecuada para el lavado, lo cual tiene un efecto directo en la calidad producida. La preparación del café natural o por vía seca no requiere el uso de agua, aunque es lógico que los cafetos sí precisen agua adecuada para su cultivo. La recolección y el secado necesitan condiciones secas y los mejores cafés naturales se obtienen de zonas donde hay poca lluvia en la estación de la cosecha. Ejemplos de ello son los Mochas yemeníes y algunos Harrar de Etiopía, aunque el grupo mayor de arábicas naturales procede del Brasil, y los mejores provienen de zonas secas donde las cerezas maduran y se secan rápidamente.