• back
  • 12.8.3-CUESTIONES DEL CONTROL DE CALIDAD-OTA - PREVENCIÓN DURANTE LA PRODUCCIÓN, COSECHA Y PROCESAMIENTO

  • header SP
  • OTA - prevención durante la producción, cosecha y procesamiento

     
     

    Producción:

    Labores emprendidas por la Organización de Alimentos y Agricultura de las Naciones Unidas (FAO, Food and Agricultural Organization) indica que bajo ciertas condiciones algunos cafés pueden llegar a ser contaminados con OTA mientras están en la mata. Por lo tanto se están desarrollado algunas pautas de orientación con el objeto de disminuir cualquier esporo del hongo productor del OTA dentro de la misma plantación. Una vez de que estas pautas hayan sido finalizadas, la información correspondiente será obtenible del sitio www.coffee-ota.org

    Cosecha y procesamiento

    • Cubrir el terreno debajo de los cafetos con plástico transparente durante la recolección para evitar que las cerezas entren en contacto con polvo o tierra, o que se mezclen con cerezas viejas y mohosas que quedaron de las anteriores rondas de recolección o de la temporada anterior.
    • No utilizar cerezas que hayan estado en contacto con la tierra descubierta: pueden estar susceptibles al desarrollo de mohos.
    • Procesar lo más pronto posible las cerezas frescas: despulparlas o empezar el secado el mismo día de la recolección. No hay que almacenar cerezas frescas, especialmente si son maduras o demasiado maduras, porque este almacenamiento promueve el desarrrollo de mohos; no hay que guardar las cerezas en sacos.
    • No secar nunca sobre el suelo, porque las esporas de moho permanecen en él y pueden contaminar la cereza. Utilizar esteras, bandejas o lonas. Las mesas elevadas, que permiten la circulación de aire siguen siendo uno de los sistemas más eficaces de secado.
    • Durante los primeros dos o tres días de secado asegurarse de que la capa sea lo más delgada posible para acelerar el proceso. Al finalizar, la capa de cerezas secadas no debería tener más de 4 cm de grueso. Las cerezas que se secan  deben ser rastrilladas y revueltas constantemente, y deben cubrirse por la noche y en caso de lluvia.
    • No dejar nunca que las cerezas secadas parcial o totalmente se humedezcan de nuevo: protegerlas siempre contra la lluvia, el rocío matutino y un remojo accidental.