• back
  • 3.2.1-MERCADOS NICHO, ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES-INTRODUCCIÓN AL CAFÉ ORGÁNICO

  • header SP
  • Introducción al café orgánico

     
     

    Largo ha sido el camino recorrido por los productos orgánicos desde que pequeños grupos de consumidores empezaron a comprar alimentos orgánicos directamente de las fincas agrícolas o de pequeñas tiendas de dietética, donde la calidad era secundaria siempre y cuando los productos fueran orgánicos. A principios del decenio de 1990, las cadenas de supermercados empezaron a prestar una atención sistemática a los alimentos orgánicos. Año tras año estas cadenas han ido ganando terreno del mercado de las tiendas especializadas, hasta el punto que el crecimiento actual en el mercado de los alimentos orgánicos está impulsado principalmente por dichas tiendas. 

    En algunos países, más del 50 % de las ventas de alimentos orgánicos se atribuyen a los supermercados, y los productos orgánicos son ofrecidos en todos los países occidentales.Un creciente número de agricultores en los paises desarrollados han abrazado el cultivo orgánico, algo que ha derivado en la sobre producción de ciertos cultivos. Se estima que algo mas de 5 millones de hectáreas de terreno en Europa son cultivados orgánicamente. Austria tiene el porcentaje mas alto de hasta 13% de su total cultivable dedicado a lo organico.

    La participación en el mercado de los productos orgánicos en los países occidentales es del 0.5 % al 3 % de los alimentos en general, pero varía considerablemente según los distintos grupos de productos. Por ejemplo, más del 50 % de la comida infantil en Alemania y Dinamarca es al parecer orgánica, y los productos lácteos orgánicos también se venden mucho, a veces con una participación en el mercado del 25 %.

    Estados Unidos continua a ser el mas grande mercado para los productos orgánicos, seguido por Alemania. La tasa de consumo es elevada en la mayor parte de los paises de la Unión Europea pero ha amenguado en años recientes y las ventas de productos orgánicos aun llegan a constituir solo una pequeña parte del mercado de alimentos en general.

    El mercado mundial para el café orgánico es desde luego difícil de estimar: los hechos se materializan con dificultad de modo que aquellos que aspiran ser productores deberán tener cuidado para no confundir la creciente insistencia en obtener la certificación ISO (Organización Internacional de Normalización) y la de BPA (Buenas Prácticas Agrícolas: Good Agricultural Practice - GAP), con la demanda en sí de café orgánico puro. Como es lógico, hoy en día las grandes cadenas de supermercados tienen todas sus propias gamas de productos orgánicos y de esta forma están sin duda aumentando el conocimiento y la participación en el mercado de lo orgánico. Sin embargo no necesariamente con el tipo de prima que los productores pueden creer que existe, porque la mayoría de grandes cadenas no dudan en utilizar su poder adquisitivo para imponer un máximo a los precios.

    Sin embargo la creciente presencia de café orgánico en las repisas de los supermercados ha inducido a los grandes tostadores de algunos países a evaluar las posibilidades del mercado con, por lo menos, una marca orgánica. Sin embargo, al momento el café orgánico aun queda relegado en el dominio de los pequeños tostadores especializados  y de algunas grandes cadenas de supermercados.

    Actualizado 10/2007