• back
  • 3.1.2-MERCADOS NICHO, ASPECTOS AMBIENTALES Y SOCIALES-¿QUÉ SIGNIFICA CAFÉ ESPECIAL?

  • header SP
  • ¿Qué significa ‘café especial‘?

     
     

    El término "café especial" o "café de especialidad" tuvo su origen en los Estados Unidos. Se aplicó al principio a la gama de productos vendidos en tiendas dedicadas exclusivamente al café para diferenciar estos cafés del café generalmente disponible en supermercados y otras tiendas al por menor. El término "gourmet" se utiliza también, pero ahora se aplica a tantos productos que el adjetivo ya no despierta interés.

    Los cafés especiales se refieren hoy en día a las ventas de café en grano y a las bebidas de café servidas en bares de café  y en cafés (contrario a restaurantes y otros establecimientos de comidas). La gama comprende cafés de calidad superior, de origen único y en mezclas, cafés no convencionales como cafés aromatizados y cafés con unos antecedentes o una historia especiales. Sin embargo, el término ha perdido precisión con el rápido crecimiento del número de establecimientos de venta de cafés especiales, y más concretamente con la expansión de la gama de productos de cafés especiales en establecimientos de venta más generales como los supermercados. Puede decirse que la expresión "cafés especiales" se ha convertido en una etiqueta genérica que abarca una gama de cafés diferentes, que consiguen una prima superior a los demás cafés o son percibidos como diferentes de las marcas de café normalmente disponibles. El término es ahora tan amplio que no existe una definición universalmente aceptada de lo que son "cafés especiales", y a menudo significa cosas distintas a distintas personas.

    Debido a esta falta de precisión en la definición, es muy difícil describir el mercado de un modo global. El mejor enfoque parece ser el considerar el mercado de los cafés especiales desde puntos de vista de diferentes naciones o regiones. Sin embargo, la propia noción de "gourmet" o "especial" sugiere algún tipo de exclusividad. No es probable comercializar miles de toneladas de un determinado café y seguir llamándolo "exclusivo".

    Por consiguiente la primera lección es que no hay que "exagerar". Es un error y lo ha sido siempre considerar que los cafés especiales son una industria distinta del resto del negocio cafetero. La oferta y la demanda no determinarán solamente el nivel general de los precios del café, sino que determinarán también la prima pagada en concepto de la "calidad".

    La segunda lección es que los productores deben enfocar muy cuidadosamente en un café especial porque el término "especial" abarca un número muy grande y creciente de productos distintos, cada uno de los cuales con su nicho propio.