• back
  • 9.6.2-OPERACIONES DE COBERTURA-DIRERENCIAS ENTRE LAS OPERACIONES DE COBERTURA Y ESPECULACION

  • header SP
  • Direrencias entre las operaciones de cobertura y especulacion

     
     

    Con frecuencia se confunde la operación de cobertura con la de especulación. En ambos casos lo que preocupa a los participantes son los cambios imprevistos en los precios. Adoptan decisiones de comprar o vender basándose en sus expectativas en cuanto a la evolución futura del mercado. No obstante, mientras que la operación de cobertura es esencialmente un medio para eludir o reducir el riesgo de los precios, la especulación se basa precisamente en el elemento del riesgo. Por ejemplo, sería irracional llevar a cabo una venta protectora si existiera una certidumbre absoluta de que el mercado iba a subir. Como no existe una certeza absoluta acerca de los movimientos del mercado, la operación de cobertura ofrece un elemento de protección contra el riesgo de los precios, mientras que la especulación significa asumir deliberadamente el riesgo de los movimientos de los precios, ya sean al alza o a la baja, con la esperanza de obtener un beneficio.
    Uno de los principios de la especulación es la oportunidad de obtener beneficios que el inversor consigue porque está dispuesto a aceptar parte del riesgo que le pasa el operador de cobertura. Dicho en otras palabras, el operador de cobertura renuncia a una cierta oportunidad a cambio de un riesgo reducido. En cambio el especulador adquiere una oportunidad a cambio de aceptar un riesgo.

    Los compradores y vendedores de café que tratan de reducir al mínimo los riesgos respecto a los precios en el mercado físico asumen posiciones o riesgos opuestos en el mercado de futuros. En cualquier momento habrá cierto número de compras protectoras y cierto número de ventas protectoras. Ahora bien, no es probable que la demanda de cobertura contra los riesgos de la compra se equilibre exactamente con la demanda de cobertura contra los riesgos de la venta. El excedente resultante de los riesgos de la compra y la venta que no haya quedado protegido por quienes normalmente realizan las operaciones de cobertura, es el que aprovechan los especuladores.

    Para absorber las vastas cantidades de futuros que entran en las bolsas del café, se precisan numerosos especuladores que estén dispuestos a comprar uno a varios lotes. De modo análogo, se produce una considerable presión adquisitiva cuando operadores o tostadores realizan operaciones de cobertura para salvaguardar sus necesidades futuras. Los precios aumentarían si los especuladores no estuvieran dispuestos a intervenir como vendedores.

    Si los productores que desean la cobertura pudiesen encontrar siempre homólogos que también deseasen hacerlo, no habría necesidad de especuladores. Sin embargo, no es probable que esta situación se presente regularmente, en parte porque los períodos en los que los productores llevan a cabo sus operaciones de cobertura normalmente no coinciden con los períodos en que los consumidores tratan de conseguir esa cobertura. El especulador constituye el vínculo entre los diferentes períodos e intereses.