• back
  • 9.6.4-OPERACIONES DE COBERTURA-ESTRATEGIAS ESPECULATIVAS

  • header SP
  • Estrategias especulativas

     
     

    Tendencias del mercado

    Normalmente los especuladores siguen la tendencia del mercado. Si el mercado está orientado a la baja, es decir, se caracteriza por los precios en descenso, los especuladores se muestran generalmente reacios a adquirir posiciones largas. Una medida de este tipo sólo estará justificada si el especulador intenta comprar a un precio mínimo antes de que se produzca una nueva tendencia ascendente. Los especuladores venderán en un mercado alcista, caracterizado por los precios en aumento, sólo si creen que los precios han alcanzado la cúspide y es inminente una tendencia descendente.

    Es arriesgada y difícil la práctica de intentar comprar cuando los precios se han hundido hasta su nivel más bajo y vender cuando los precios están en su punto más alto. Con frecuencia es suerte más que habilidad la causa del éxito de semejantes intentos. Por regla general, los especuladores tratan de predecir la tendencia del mercado y adquieren una posición cuando llegan a una conclusión acerca de las perspectivas del mercado. Si un mercado muestra una tendencia alcista definida, el alza de precios ha empezado ya y es demasiado tarde para comprar al precio más bajo. El especulador liquidará su posición sólo cuando el mercado ha alcanzado su nivel más alto y ha empezado a descender.

    Orden de pérdida limitada ("stop-loss order")

    De la misma manera que las demandas para márgen protegen a la cámara de compensación contra una exposición excesiva al riesgo de pérdidas financieras, las órdenes de pérdida limitada ofrecen protección al especulador. Aunque estén dispuestos a experimentar ciertas pérdidas por un movimiento adverso de los precios, los especuladores no pueden correr el riesgo de que quede reducida a la nada una gran proporción del valor de sus haberes. Para moderar sus pérdidas, el especulador da una orden de pérdida limitada. Esta orden se activa una vez que se ha alcanzado el precio del "paro", momento en el cual el corredor tratará de hacer la transacción al precio indicado en la orden, o al mejor precio, si el mercado permite que la orden sea ejecutada.

    Como la finalidad de una orden de pérdida limitada es salir de una posición, estas órdenes han de llevarse a cabo de modo implacable. Las instrucciones de pérdida limitada se dan en el momento en que se adquiere una posición en el mercado, o a veces incluso antes, de manera que la adquisición de una posición automáticamente las pone en vigor. También es costumbre emplear una orden arrastrada de pérdida limitada. Por ejemplo, si la posición inicial adquirida es buena y la tendencia del mercado continúa como se había previsto, la orden de paro puede arrastrarse en consecuencia siguiendo la tendencia, acumulando así los beneficios progresivos.

    Hay varios aspectos que merecen ser tomados en consideración. Primero, la posición que ha de adoptarse (larga o corta), según lo que indique el análisis del mercado y el volumen de la transacción; segundo, los recursos financieros disponibles para la operación; tercero, la ganancia buscada como objetivo, expresada en puntos; cuarto, la pérdida, expresada también en puntos, que el especulador está dispuesto a absorber si el mercado evoluciona en una dirección inesperada; y por último, los cambios en el número de órdenes de pérdida limitada que asegurarán un beneficio "sobre el papel".

    Es importante que los especuladores determinen la pérdida máxima que están dispuestos a asumir antes de adquirir una posición. Una vez que la posición comienza a perder puntos, existe una fuerte tentación de justificar las pérdidas y continuar invirtiendo, en lugar de aceptar que la decisión inicial fue errada.

    Asimismo, los especuladores deberán definir la ganancia esperada (en puntos) y sólo proceder a la liquidación cuando se haya alcanzado ese objetivo. Tan común es intentar recoger las ganancias antes de que las posiciones hayan alcanzado su nivel máximo, como seguir soportando pérdidas aún después de que los precios se hayan hundido por debajo de niveles razonables.

    Operación en pirámide

    Cuando los especuladores utilizan las ganancias de su posición de futuros existente para pagar depósitos de margen con el fin de incrementar la cuantía de su posición, se dice que están operando en pirámide. Este tipo de operación es sumamente especulativo y no desempeña función alguna en las negociaciones diarias normales de los productores y los exportadores de café. Por consiguiente, no se examina en la presente Guía.